Modulo 22 fase 6

Fase 6: Contextualización. Investigación
Sandra Preciado Martin.
Facilitadora: Mirelle Areli Ramírez sosa.
Tutora: Wendy jazmín Méndez fuentes.
M22C1G2-0004

¿Qué producto entregarás?
Un documento en el que describas cómo se vive el problema, situación, tema de interés u oportunidad de mejora en tu comunidad, cómo afecta o beneficia en el aspecto poblacional, económico, social, educativo, laboral, político, natural y sobretodo que plantees a dónde quieres llegar y qué es lo que deseas lograr con él.

¿Qué hacer?
1. Lee el Tema 3. Contextualización del problema de la Unidad 1. Da lectura detenida al tema Contextualización del proyecto, que explica qué es el contexto y los ámbitos o variables que pueden ayudar al análisis del proyecto.
2. Esboza la información a investigar. Apóyate de las siguientes preguntas que te ayudarán a esbozar la información:

• ¿Qué pretendo lograr con mi proyecto?
Ayudar a las personas a tener una vida más saludable
• El proyecto ¿cómo afecta o beneficia a mi comunidad?
El proyecto no afecta a la comunidad, la beneficia dándole oportunidad de mejorar la calidad de vida, y esto se logra cambiando los hábitos alimenticios y deportivos.
• ¿Qué riesgos representa para mi comunidad?
Ningún riesgo el único riesgo es que no lo quieran hacer.
• ¿A cuántas personas afecta el problema identificado?
A millones.
• ¿Dónde se llevará a cabo?
En mi comunidad
• ¿Cuántas personas se beneficiarían con el proyecto?
Todas la personas de mi comunidad incluyendo familia.
• ¿De qué manera se beneficiarían?
En que perderán peso y tendrán menos probabilidades de padecer obesidad.
• De no llevarse a cabo el proyecto ¿Qué afectaciones traería para los miembros de tu comunidad?
Pues muchas  ya que siempre tendrán una vida no saludable y con muchas enfermedades debido a la mala alimentación.
• ¿Cómo se percibe el problema en mi comunidad desde el punto de vista poblacional, económico, social, educativo, laboral, político, natural, etc.?
Que este problema afecta a todos en general ya que con las diversas enfermedades debido a  la mala alimentación se tiene  que gastar más para traslados de hospitales traslado de lugares, gastos de medicamentos y  también se pierden días de trabajo ya que el enfermo siempre tendrá que ser acompañado a todos lados.

3. Investiga en Google Académico. A partir de las preguntas que has planteado realiza una búsqueda de información en Google Académico, a partir de ésta, identifica la que te permita describir el problema, pero sobretodo que te permita caracterizarlo dentro de tu comunidad. La etapa de Contextualización pretende que investigues, describas y argumentes con información relevante, como cifras, estudios, proyecciones a largo plazo y visiones de diferentes disciplinas, cómo se percibe el proyecto y el problema a solucionar, cuáles serían los caminos que permitan para llevar a cabo acciones de mejora o el camino que deja el problema sin atender.

La obesidad, que empezó a plantearse como un problema de salud  pública a finales del siglo XX, está adquiriendo dimensiones de epidemia  en la actualidad. Esta patología es el resultado en la mayoría de los  casos de una mala alimentación, convirtiéndose en un gran problema  dietético, psicológico y social muy frecuente en los países civilizados, que  adquiere las consecuencias más graves de la obesidad del adolescente en  la edad adulta. El comportamiento alimentario se debe concebir desde  una perspectiva integral, producto de la interacción de las características  del sujeto. No solo se debe perseguir una disminución  de peso a través de una restricción dietética y un aumento de actividad  física, sino un cambio
Comportamental de hábitos generales para lo cual  es necesario un seguimiento psicológico adecuado.  

La inseguridad alimentaria es un fenómeno en ascenso, asociada a casos de subnutrición (insuficiente ingesta de alimentos para satisfacer las necesidades de energía alimentaria), de malnutrición (desequilibrio por deficiencia o exceso de energía y nutrientes ingeridos) e incluso de desnutrición (como consecuencia de la falta de ingesta de proteínas, calorías, energía y micronutrientes). Las dificultades para cubrir las necesidades alimentarias se han disparado a raíz de la crisis. La Federación de Bancos de Alimentos   calcula haber repartido en 2012 unos 120 millones de kilos de comida, un 20% más que el año anterior, a un total de 1,5 millones de personas, mientras que en 2007 la cifra de beneficiarios era de 700.000. Cáritas  señala que el número de personas atendidas ha pasado de 370.251 en 2007 a 1.015.276 en 2011. La demanda de ayuda económica para costear la comida es la más solicitada. Un 4% del total de la población española carece de recursos para hacer frente a su alimentación básica diaria. Estudios en Estados Unidos muestran cómo, aunque incide menos en los adultos de edad avanzada que en los jóvenes, la inseguridad alimentaria creció entre los primeros un 34% de 2007 a 2010, afectando sobre todo a aquellos con menos ingresos, menos estudios, de minorías étnicas y residentes en Estados sureños pobres.